Un “flame” desde dentro

Ha pasado un montón de tiempo desde la última vez. Me propuse escribir aquí más a menudo pero no ha sido posible, así que, seguiré tomándome esto como una leisure activity.

Hoy venía a extenderme sobre un tema que me lleva dando vueltas desde anoche, más o menos. Todo gira en torno a un libro, llamado “75 consejos para sobrevivir en el colegio” de una escritora llamada María Frisa (@mfrisa) donde he sabido (todo esto post-polémica) que se narra la historia de una chica y sus amigos de colegio, y esta va a ir madurando a lo largo del libro, desquitándose de todos los prejuicios e ideas erróneas que le surgen a una chica de 12 años (algunas de ellas muy corrientes y en las que yo misma recuerdo haber tenido; resta decir que hace mucho de eso ya)

Hasta aquí, todo bien, ¿no?  Bueno, pues no, porque todo se ha hecho una bola de mierda inmensa a base de malas interpretaciones, prejuicios (literales) y más leña al fuego innecesaria. ¿La chispa? Esa función que prende como la pólvora en Twitter: el retuit. 

Lo cuento como yo lo viví: me encontré con un tuit en el timeline personal con fotos del libro con el contenido que os pongo aquí (el tuit ha ciber-desaparecido, misterio, pero El Confidencial lo capturó), y claro, lo ves, das por sentado que es alguien que se está leyendo el libro (¡erroooor!), te indignas y el botón de RT queda a décimas de segundo y ¡pum!, gasolina al tema para que dure la polémica. En argot tuitero es lo que se dice montar un flame. 

Captura1

Como veis, toca temas sensibles, como son las relaciones de amistad especial con alguien en la pre-adolescencia (los estereotipos con los que vivimos las mujeres respecto a las relaciones con los hombres), el acoso escolar, las relaciones de envidia con las amigas…etc. Corren tiempos complicados en cuanto a estos temas (sobre todo el bullying), y textos así, descontextualizados (en este caso omitido en el tuit original de arriba) son peligrosos, más cuando se empieza a difundir el hecho falso. Como contenido, valorado aislado, es peligroso; aquí ya debería haber yo desconfiado de la autora del tuit y no lo hice.

Diréis que hasta aquí bueno, que el remiendo a la autora queda hecho. Pues no se ha quedado ahí todo. Un flame dura, y dura, y dura -sin ya ser tre(m)ending topic-. Como yo, hubo miles más, y desde otros tuits con capturas similares. Todo empieza a tocar techo cuando una serie de personas crean un change.org pidiendo la retirada del libro (los odio, aparte de pensar que sirven de algo, salvo que tenga un millón de firmas y se haga mediático, lo único que hace esta empresa es traficar a discreción con nuestros datos, pero esto para otro momento) Yo ni siquiera sabía que habían llegado a tanto; tal y como pensaba que eran las cosas, si quería saber si la editorial que lo publicaba, Alfaguara, lo explicaría mejor. No se me paso por la cabeza ningún pensamiento inquisitorial.

Aquí viene otro poco de miga. Unos cuantos personajes, más o menos conocidos, blogueros y anónimos varios del Twitter empiezan a usar esta vocablo. Me cruzo con este blog de Juan Soto Ivars, un escritor al que suelo seguir. Y aquí ya me crispa todo el caso un pelín. Si horribles son los del change.org, (ni qué decir tiene los que le envían insultos y amenazas a la autora del libro…), tampoco se queda mejor toda la otra horda que machaca cansinamente con que si no tenemos comprensión lectora, que si somos inquisidores (¡!), que si entonces qué hacemos con otros libros en tono de ironía o humor que insultan o humillan…etc. Si su objetivo es ayudar a aclarar la situación y de paso a María Frisa, y ya saben ustedes qué ocurre tras la polémica, no se resten apoyos poniendo la etiqueta, explíquenlo con calma y será más efectivo, porque si recurrimos a “inquisidores, 27.000 gilipollas, ala izquierda,…etc”, pues se dan media vuelta y siguen con su vaina (como casi me dieron ganas de hacer a mí)

Discúlpenme la irreverencia, pero se están dejando algo de lado, y es la naturaleza (lamentable) que gasta la RRSS Twitter: la rapidez. Seamos sinceros, ¿qué porcentaje de personas en Twitter se para a investigar sobre un tema candente? Pues serán los que menos: llegan, ven, preconfigurados de una forma (esto lo tenemos todos), pasa un pensamiento y lo lanzamos. Ahora ve tú a ver los que son verdad, certeros y/o justos. Pues olvidan que muchos lo vieron, hicieron RT y chimpún. Así es el correveidile 2.0: machete en mano. No les justifico, ni mucho menos. Pero por favor, basta ya de generalizar a todo el mundo que nos hicimos eco, con tantas etiquetas colgadas:

La horda tiene cada día una ideología. Persigue ahora, puño en alto, tetas fuera, a una escritora” (después de un estudio pormenorizado, hemos concretado que todos son “de izquierdas”, fuente: *** ******* [peligro: ironía])

En la visión distorsionada del mundo de estos inquisidores de ala izquierda, tan escasos de comprensión lectora…”  (y dale a la mandanga, que no, que no se lo han leído ni lo van a hacer a estas alturas, no mentes la comprensión y explica que el libro evoluciona, fin)

“Hoy, claro, algunos de los que defendían a los titiriteros estarán encantados de perseguir a Frisa” (¿?)

(Tremendos atropellos Sr. Soto Ivars,  generalizando con el turbo puesto…luego les decimos ya tal a los del change.org)

Cuento lo que me pasó porque seguro que alrededor de la mitad del flame es parecido a mí; vamos a pensar que otra mitad aproximada sean personas muy idas de olla que piden locuras, pero ¿el resto? solo hicimos un eco estúpido. Nada más.

Pues esto que os comentado, ha quemado a una persona, en exceso y ahora sé que injustamente, que es María Frisa. Desde aquí quisiera pedirla disculpas en tanto que mi retuit contribuyó a aumentar el efecto multiplicador sobre el tema, teniéndolo activo y haciéndole más daño. Lo siento mucho, y para la próxima que vea algo así, me cercioraré de si es alguien que se está leyendo todo el libro o no. Desconozco si estas líneas te reconfortarán, pero si al menos que no pierdas la esperanza en la rectificación por parte de las personas (si no todos, algunos)

Así es Twitter hoy, amigos. Así es como una se hace víctima de un bulo.

Errar es humano, (…) rectificar es de sabios” (Alexander Pope, poeta)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s